Construcción y Proyectos  
 
 

Jan Troeglen
Encargado

 

2 Corintios 3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Las cosas en la vida no sólo se pueden hacer bien o mal, sino también con mediocridad o con excelencia. Muchos saben diferenciar lo bueno de lo malo, pero no perciben la diferencia entre lo mediocre y lo excelente, entre lo bueno y lo mejor. No sólo se necesitan medios económicos para hacer las cosas bien sino que es necesario, principalmente, tener gracia para hacer las cosas mejor. 
Cuando miramos en la Biblia siempre Dios apunta a la excelencia.

En la vida cristiana la excelencia viene cuando tomamos contacto con Aquél que es excelente. Es por eso que podemos alcanzar plenitud y ser transformados, de gloria en gloria, por el Espíritu Santo de Dios.

         

En el ministerio de mantenimiento tenemos como función mantener cada objeto y artículo de las instalaciones de Trigo y Miel en perfectas condiciones, esto implica reparar o remplazar todo aquello que tenga un desperfecto. Todo esto con la finalidad de buscar reflejar la excelencia de Dios en todo lo que hacemos para establecer el reino de Dios en este lugar.