Matrimonios  
 
 


Encargados

 

Nuestro llamado:
1 TIMOTEO
1:12 Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio,
1:15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.
1:16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en Él para vida eterna.

Damos gracias a Dios por habernos rescatado de nuestra vana manera de vivir y haber puesto un propósito en nuestro existir, que es que las personas lo puedan conocer a través de nuestras vidas que han sido una manifestación de su amor y misericordia.

Nos casamos en el año de 1987, tiempo en el que hemos tenido grandes experiencias, unas bellas, buenas, hermosas, pero otras difíciles de enfrentar, pero con la ayuda de Dios hemos salido adelante.

         

Estuvimos 13 años sin poder tener hijos, lo cual era nuestro deseo, pero Dios en una muestra de fe sobre nosotros, nos envió dos hijos, de nombre, el varón: Reí y la niña: Karina Maxim, los cuales nacieron aún cuando los médicos no se explicaban como pudieron haber sido procreados porque mi esposa tenía un problema en su cuerpo que debería inhibir los embarazos, después Dios sanó a mi esposa de ese mal en su cuerpo. Un motivo de casarnos fue que queríamos servir al Señor y lo hemos hecho desde entonces, viendo matrimonios al punto del divorcio o de la destrucción siendo restaurados cuando ellos han invitado a que Dios sea el Señor de sus vidas. ¿Somos los mejores? Claro que no, hay personas con más capacidad que nosotros, pero Dios en su infinita misericordia, le ha placido querer usar nuestras vidas, las cuales son de Él, le pertenecen, porque fueron compradas a precio de la sangre de su Hijo Jesucristo y nosotros se las hemos rendido voluntariamente por amor.

Nuestra visión:
JOSUE
14:6 Y los hijos de Judá vinieron a Josué en Gilgal; y Caleb, hijo de Jefone cenezeo, le dijo: Tú sabes lo el Señor dijo a Moisés, varón de Dios, en Cades-barnea, tocante a mí y a ti.
14:7 Yo era de edad de cuarenta años cuando Moisés siervo del Señor me envió de Cades-barnea a reconocer la tierra; y yo le traje noticias como lo sentía en mi corazón.
14:8 Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer el corazón del pueblo; pero yo cumplí siguiendo al Señor mi Dios.
14:9 Entonces Moisés juró diciendo: Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo al Señor mi Dios.
14:10 Ahora bien, Dios me ha hecho vivir, como Él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que el Señor habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.
14:11 Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.
14:12 Dame, pues, ahora este monte, del cual habló el Señor aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quizá el Señor estará conmigo, y los echaré, como el Señor ha dicho.
14:13 Josué entonces le bendijo, y dio a Caleb hijo de Jefone a Hebrón por heredad.
14:14 Por tanto, Hebrón vino a ser heredad de Caleb hijo de Jefone cenezeo, hasta hoy, por cuanto había seguido cumplidamente al Dios de Israel.

Dios ha entregado esta tierra en nuestras manos y la visión de nuestros directores: Lic. Felipe y Angélica Del Castillo es poseer la tierra y han delegado este trabajo en nosotros, que hemos visto y pedido por heredad ese monte de los matrimonios, que aunque haya gigantes como: el adulterio, deslealtad, violencia, drogadicción, divorcio, separación, indiferencia, etc. Dios nos ayudará a destruirlos, pues no es con espada ni con ejército; sino con su Santo Espíritu.

NUESTRA MISION:
JUAN
17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Nuestra labor es hacer eventos donde le demos a conocer a los matrimonios a Jesucristo de una manera real, quitando toda imagen religiosa y lo conozcan como Dios el Padre lo ha dado a conocer. Para esto tenemos:
i.- Cursos de Matrimonios.
ii.- Espacio para el Amor.
iii.- Impactos para matrimonios.
iv.- Cenas.
v.- Eventos Extraordinarios