Panderos y Danza  
 
 

Ruth Troeglen
Encargada

 

Definición de pandero: Tambor de mano de una pieza. Es un instrumento circular, en forma de media luna o rectangular con sonajas (discos metálicos) que resuenan alrededor de su borde y que puede ser cubierto opcionalmente con una piel o membrana en uno o dos lados. Se toca (haciéndolo vibrar), sacudiéndolo o golpeándolo de diferentes maneras. En la Biblia también es mencionado como tamborín o tamboriles.

El pandero es un instrumento que surge desde los primeros tiempos de la creación.


En (Ezequiel: 28;13) Dios bendijo a Lucifer preparando especialmente para él "los primores de los tamboriles y de flautas.." para el día de su creación. Lucifer era el adorador especial de Dios, pues le daba gloria y honra en excelencia con los instrumentos que le fueron otorgados por Dios.

         

El pandero es un instrumento musical divino, 100% Bíblico que se utiliza para profetizar (1 Samuel 10:5), para expresar gozo (Éxodo: 15 :20), para celebrar victoria (1Samuel 18:6), y lo más impactante es que es un arma de Dios (Isaías: 30; 32) "Y cada golpe de la vara justiciera del Señor sobre el, será con pandero.....". Además en la Biblia se menciona en muchas ocasiones la combinación de la danza con el pandero (Salmo 150:4) como una manera de manifestar y de expresar el gozo y la victoria que tenemos en Cristo. La Biblia menciona que en las batallas los cantores iban al frente, los músicos detrás, en medio las doncellas con panderos (Salmo 68:25).

En el grupo de panderistas reconocemos que Dios nos ha dado el privilegio tan honorable de poder alabarle con este instrumento divino, sabemos que no es el instrumento musical en sí, el que provoca el gozo, o la profecía, sino la fidelidad y la gracia de Dios derramada sobre nuestras vidas dispuestas a darle toda la Gloria y la honra a Él expresándoselo a través de este instrumento, pues este fue el motivo principal por el que Dios creo el pandero para que Lucifer le expresará gozo, gloria, celebrara su victoria, y honrara al único digno de serlo, al Rey de reyes y Señor de señores, nuestro majestuoso Dios.

En lo personal estoy impactada de como Dios es fiel a su palabra y sigue manifestándose en profecía y derramando de su gloria cuando le expresamos con danza, pandero y mantos lo que hay en nuestros corazones.

correo: janyruth@trigoymiel.org